El ABC para invertir en la Bolsa

Debo confesar que cuando yo comencé este blog, mientras estudiaba el MBA en Taiwán, me obsesionaba hasta cierto punto, la idea de invertir y multiplicar el dinero. Por eso, en ese primer año del blog, hubo muchísimos posts alrededor del tema.

¿Qué descubrí? Que la gente no estaba lista y tenían toda la razón. Y es que, ¿cómo alguien que nunca ha oído de finanzas personales, que no ha llevado un control de sus gastos, hecho un presupuesto o entendido las deudas, va a invertir? Francamente estaba como en chino.

Eso me hizo retroceder y replantearme el contenido del blog. Cambié de estrategia y me dije: tengo que empezar por lo básico y llevar a mis lectores por un camino: el camino hacia la libertad financiera que termina en la inversión y multiplicación del dinero. Pero antes de eso, tenemos que salir de deudas, controlar gastos y ahorrar. Claro, esto no quiere decir que dejara de escribir del tema, pero ciertamente sí me medía.

Hoy, después de 5 años, me doy cuenta que muchos de esos que empezaron conmigo o se han ido sumando en el camino están listos para invertir. Y eso lo veo en los inbox, comentarios al blog y redes y correos que recibo, en los que al menos 2 veces al día ya hay personas preguntando por opciones de inversión.

Y lo primero que quiero decir es que el tema de la inversión no es tan sencillo, porque es bien personal y  depende de muchas cosas: tus gustos, habilidades, del dinero con el que contás, tu nivel de riesgo, cuándo necesitarás la plata de regreso, lo que te gusta hacer, etc., y eso es algo que vos debés decidir por tu cuenta. ¿Qué me toca a mí? Presentarte las opciones para que vos tomés decisiones financieras informadas.

Diferenciemos

Lo primero es lo primero, hay una diferencia entre ahorrar e invertir y antes de lanzarnos, debemos mantener estos conceptos claros, y es que aunque están muy relacionados, son conceptos y acciones diferentes. La clave está en dos palabras: riesgo y liquidez.

Ahorrar quiere  decir, básicamente, poner el dinero en un lugar seguro con la intención de usarlo en el futuro. Invertir, por otro lado, es comprometer tu dinero en un vehículo de inversión -como acciones, bonos, fondos mutuos, propiedades, negocio, etc.- con la esperanza de que tu dinero crezca, pero con la posibilidad de que se achique o desaparezca.

En otras palabras se usa la inversión para crear y acumular riqueza: es el uso del dinero para crear más dinero. Eso sí, antes de invertir debés haber ahorrado algo, ¿cierto? Sino, ¿qué dinero vas a poner a trabajar? Es así como cada uno tiene su valor y uso. Uno no sustituye al otro.

Ahora que tenemos eso claro y vos seguramente estás pensado: “perfecto, yo lo que quiero es invertir, ya tengo el dinero ahorrado para hacerlo”, te quiero platicar que básicamente hay tres opciones para invertir:

  • Poner un negocio o invertir en el negocio de alguien más.
  • Entrar a los bienes raíces, como comprar una casa y rentarla.
  • Mercado de valores.

Lo óptimo es conocer las  3 opciones y lo ideal es invertir en todo… de todo un poco. No se trata de invertir en una sola cosa, porque la manera de maximizar tu dinero es a través de  la diversificación: de poner tus huevos en diferentes canastas.

Obvio, probablemente no podamos comenzar invirtiendo en TODO al mismo tiempo y ahí es donde toca elegir. Lo que sí podemos hacer es comenzar con un tipo de inversión y, a medida este dinero me vaya dando más dinero, entonces puedo comenzar a diversificar con las otras opciones.

Hablemos de la Bolsa

Hoy, entonces, te quiero platicar de una de las opciones que hay para invertir, la Bolsa de Valores, porque sé que es donde mayores dudas suelen haber.

Para aclarar, la bolsa en Nicaragua no es exactamente como te la estás imaginando. Si lo primero que se te viene a la mente cuando escuchás “Bolsa de Valores” es “El Lobo de Wall Street”, yo estoy acá para decirte que no es tan así ;). Es, en realidad, un medio democrático de acceso al ahorro, más como un puente entre las personas y el desarrollo económico del país.

Para entender cómo funciona fácilmente, pensemos en un mercado común y corriente (el Huembes o el Oriental, si querés), que tiene productores, intermediarios y compradores: así es la Bolsa de Valores.

Los productores son las entidades (empresas o gobierno) que, necesitando dinero para sus operaciones, han emitido bonos o acciones; los intermediarios son las Casas de Bolsa a través de los cuales estos valores pueden ser adquiridos; y los compradores son las personas como vos y como yo que estamos buscando un mayor retorno para nuestro dinero.

Esto quiere decir que si vos estás interesado en invertir tus ahorros en la Bolsa, lo primero que debés hacer es acercarte a una de las 5 Casas de Bolsa autorizadas. Éstas son:

LAFISE Valores: Centro Financiero LAFISE.

INVERCASA Puesto de Bolsa:  Centro Invercasa, Torre 2, Piso 2.

BAC Valores Nicaragua: Edificio Pellas.

PROVALORES: Edificio Corporativo Banpro.

INVERNIC Puesto de Bolsa: Edificio El Centro 2, tercer piso, Plaza España.

Para que tengás una idea, la bolsa comenzó a operar en enero de 1994. Actualmente hay 16 empresas nicaragüenses y 7 empresas internacionales cotizando y más o menos 1,000 inversionistas en la Bolsa en este momento. El volumen tranzado en el 2016 fue de alrededor  $1,500.00 millones de dólares. Sí, bastante dinero.

Acá podés ver un video de cómo funciona.

¿Es la bolsa segura?

Ésta es, posiblemente, de las mayores preguntas y dudas que tenemos al siquiera pensar en invertir en la bolsa y te traigo buenas noticias. En Nicaragua, tenemos una bolsa de renta fija, eso quiere decir que hoy el mercado está pensado en un mercado de tasas y de corto plazo: vos, de entrada, ya sabés cuánto vas a ganar.

Al igual que sucede cuando, por ejemplo, abrís un Certificado de Depósito en el banco y de entrada te dicen cuál es la tasa de interés y cuánto tiempo tendrás tu dinero congelado, igualito sucede con la inversión en la Bolsa, y es que al estar compuesta por bonos de empresas y entidades de gobierno, las tasas y plazos están fijos.

Por otro lado, cabe también mencionar que cada empresa que entra a la Bolsa pasa por un proceso de certificación, tiene estados financieros auditados por entidades como Fitch y SC riesgos. Éstos les dan una calificación de riesgo que las personas al invertir conocen y en base a esto deciden si dejar ahí su dinero o no

Obviamente entre más alta  es la calificación de la empresa, menor será el riesgo. Eso sí, todas las inversiones conllevan un riesgo, unas más altas que otros, pero riesgo al final: precisamente de eso se trata la inversión. Incluso con cosas que consideramos más seguras como el banco, hay un riesgo, y es por esto que existe el FOGADE.

La ventaja es que éste es un mercado muy transparente, ya que la información acerca de todos los instrumentos financieros que en ella se negocian, así como de todas las empresas participantes, está a la mano de todos los inversionistas.

¿Cómo le hago?

Ok, como dije, primero debés acudir a una de las 5 Casas de Bolsa autorizadas y ahí te explicarán tus opciones de inversión. Si te decidís,  deberás llenar los mismos requisitos que te pide un banco al momento de abrir una cuenta: tu cédula, referencias, y llenar una ficha.

Ojo: aunque todas las Casas de Bolsa tienen la misma oferta, cada una tiene un costo por su servicio diferente, así que al igual que hacés al comprar una casa o cualquier otra compra, es necesario cotizar. De hecho, por cada operación que se realiza, la Bolsa cobra una comisión y el agente corredor también.

Si te estás preguntando cuánto necesitás, el monto mínimo empieza desde $1,000.00 dólares hasta… lo que vos querrás. Eso sí, ese dinero no creás que lo vas a llevar en efectivo a la Casa de Bolsa, no, es necesario que se realice a través del sistema bancario (esto es para evitar lavado de dinero), es decir con CK o transferencia. Igualmente, el pago se hace a través de una transferencia a tu cuenta: el principal más los intereses que ganaste.

El rendimiento que vas a ganar depende del plazo, pero podés tener hasta un 7% anual en dólares a un plazo de un año, y 9% anual a un plazo de 3 años en córdobas con mantenimiento de valor.

¿Cómo sé si eso es bueno o malo? Bueno, lo comparás con otras opciones. La más fácil de comparar es la cuenta de ahorro, que te suele dar 1% en córdobas o 0.75% en dólares; o los CD, que suelen andar alrededor del 3.5%. Si tenés empresa, también podrías comparar tu utilidad a este porcentaje ;).

Personalmente aun no he invertido en la Bolsa, pero ciertamente está dentro de mi lista de acciones a tomar para diversificar mis ingresos. Cuando lo haga, ya les estaré contando mi experiencia desde el principio hasta el final.

¿Y vos? ¿En qué has invertido? ¿Has probado la Bolsa de Valores? ¿Es para vos una opción? Si has invertido en la Bolsa, ¿qué tal ha sido tu experiencia?

Comentarios